miércoles, 3 de diciembre de 2008

JOSÉ Mª PEREDA - El sabor de la tierruca

JOSÉ MARÍA PEREDA (1833-1906)
El sabor de la tierruca


"La cajiga aquella era un soberbio ejemplar de su especie; grueso, duro y sano como una pena el tronco, de retorcida veta, como la filástica de un cable; las ramas, horizontales, rígidas y potentes, con abundantes y entretejidos ramos; bien; bien picadas y casi negras las hojas; luego, otras ramas, y más arriba otras, y cuatro más altas más cortas, hasta concluir en débil horquilla, que era la clave de aquella rumorosa y oscilante bóveda.
Ordinariamente, la cajiga (roble) es el personaje bravío de la selva montañesa, indómito y desaliñado. Nace donde menos se le espera: entre zarzales, en la grieta de un peñasco, a la orilla del río, en la sierra calva, en la loma del cerro, en el fondo de la cañada... En cualquier parte..."

-----

No hay comentarios: