martes, 19 de abril de 2011

JOSÉ HIERRO (Madrid, 1922-2002)
en Con las piedras, con el viento
Árboles, árboles, ¿quién

Árboles, árboles, ¿quién
os regala, quién os tiende
velos de niebla dorada
desde las cimas celestes?

¿Quién os da trescientos, tres-
cientos mil pájaros tenues
que vuelan, cantan, encantan
vuestra hermosura presente?

Flautistas del viento sur.
Arpistas de los relentes.
Liras entre vuestras copas
tañen su música verde.

Las almas, ante vosotros,
qué a gusto pasan, se pierden.
Los cuerpos, cómo desean
cantar, si el amor los prende.

Qué prodigiosa palabra
decís a los que se quieren.
Qué castillos inefables
alzáis en el sol poniente.

Oh qué hermosura. Le dais
al amor los ramos verdes
y os los torna en primavera
al alma, amorosamente.

El tiempo sobre nosotros;
pero el tiempo no os vence.
Sobre vosotros, el tiempo,
os dora, os desnuda...
Y vuelve.

el amor, la primavera,
la ilusión. Nada se pierde
si queda entre vuestros troncos
nuestro eterno amor, latiendo
mágicamente.

-----

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, he leido un poema del poeta cubano Jose Marti "arbol de mi alma" no se si lo conoces pero es bonito.buscalo y lo lees si te apetece a ver q te parece.

Juan Echegoyen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Echegoyen dijo...

hola si, es... ¿cómo decirlo para no faltar a la sensibilidad?, pensadlo. Entró el 28 de abril de 2010, muchas gracias.