lunes, 13 de marzo de 2017

JOSÉ J. CABRERA-MALO CAMARGO (Venezuela, 1921)
El bosque de Uverito, Venezuela


Este ingeniero agrónomo, nacido en Caracas el 14 de Septiembre de 1921, es uno de esos hombres que merecen reconocimiento universal.
Estado de Monagas, Venezuela
De joven conoció la mesa de Guanipa, en el oriente de Venezuela, al sur del estado Monagas. Entonces la fuerza del viento causaba un severo daño a la escasa capa vegetal, sólo quedaban suelos de arena de escasa profundidad sobre un lecho de arcilla altamente impermeable. Años después, cuando de nuevo exploró la meseta la encontró camino de convertirse en un gran desierto en medio de los llanos orientales.
     Terminada su carrera en Caracas, en los años cincuenta, Don José J. Cabrera formó parte de una comisión de Cordiplan que visitó la zona fronteriza entre Siria e Israel, encontrándose con la increíble visión de dos mundos muy diferentes, del lado israelí había un frondoso bosque y del lado sirio sólo había desolación. Su alma recibió ese poderoso mensaje y comenzó a soñar.
     Investigando llegó a la conclusión de que, en un ambiente desértico como el de Guanipa, sólo se podía plantar una conífera en particular, el pino caribe (Pinus caribaea) -pino natural de Centroamérica-. Esta conífera es muy rústica, no necesita extraer muchos nutrientes del suelo ya que en sus raíces, en simbiosis, vive un hongo que crea las sustancias necesarias para su desarrollo.
     A comienzos de los sesenta buscó apoyo y patrocinado y financiado por la CVG (Corporación Venezolana de Guayana) que dirigía otro prócer del desarrollo de Venezuela, el ingeniero y general Rafael Alfonzo Ravard, volvió su mirada a la meseta de Guanipa.
     Para iniciar el vivero se tomaron las tres variedades existentes de pino caribe procedentes de Cuba, Bahamas y Honduras, decantándose posteriormente por la hondureña.
     El 6 de junio de 1966 comenzó la plantación de los primeros plantones del vivero de Uverito. Al principio todo era manual y muy lento ya que solamente se puede plantar durante dos meses al año. El mismo Don José desarrolló una máquina para poder plantar hasta un millón de plantas durante esos dos meses benignos.
     Actualmente el “Bosque de Uverito” o también llamado “plantaciones Uverito”, es una plantación de 600.000 hectáreas, un "monobosque", el bosque más grande plantado por el hombre. Este bosque es el responsable del espectacular cambio climático de la zona. Como referencia... a mediados de los años cincuenta, cuando se construyó el acueducto que le suministra agua a la isla de Margarita, los registros pluviométricos de la zona daban de dos a tres días de lluvia al año, hoy son frecuentes los "chaparrones tropicales" durante la estación lluviosa. Y como consecuencia a esta zona ha acudido la fauna, desde aves a grandes y pequeños mamíferos e insectos. Se ha generado un ciclo vital completo.


     El Bosque de Uverito cuenta con más de treinta empresas que procesan madera para usos industriales y comerciales.

Información
http://noticias.masverdedigital.com/venezuela-el-hombre-que-construyo-el-bosque-mas-grande-del-mundo/
http://www.eluniversal.com/opinion/120224/el-padre-del-bosque-imp
 -----

No hay comentarios: