sábado, 26 de julio de 2014

OBJETOS Y ÁRBOLES (1)
La bici en el árbol

El tiempo, la cuarta dimensión, es algo que los humanos no tenemos en cuenta respecto de otros seres vivos. No somos capaces de comparar nuestra existencia con la de otros seres vivos, más o menos longevos.
    Nuestros olvidos, desidias, inconsciencias, desconsideraciones hacia lo que pertenece a los otros seres... Este es el "olvido" de un adolescente de su bicicleta en el bosque. ¿Es posible que un chico se olvide de su bicicleta? ¿O quiere olvidarla?
    La madre de este adolescente es la que nos aclara el misterio, a pesar de que en la red se hayan difundido otras historias.

"Las historias abundan acerca de cómo una bicicleta roja llegó a estar alojada en un árbol de Vashon Island a muchos pies de altura.
    Algunos cuentan que terminó allí arriba por azar, mientras otros cuentan que fue dejada intencionadamente. Un isleño, Berkeley Breathed, incluso escribió un libro para niños acerca de este misterio.
     Pero una familia originaria de la isla ha dado una explicación sólida sobre la bicicleta en el árbol justo al norte de Sound Food. Dos generaciones coinciden en que la bicicleta perteneció a Don Puz, quien en 1954 dejó su bicicleta en el bosque, se olvidó de ella y nunca más volvió a buscarla.
    Don recibió esa bicicleta como donación después de que la casa de la familia se quemara, dijo:
“Hubo un incendio no hace mucho tiempo, y éste fue uno de los juguetes que le donaron a la familia para intentar reemplazar los que habían perdido en el incendio” dijo Don, estudiante del instituto de Vashon en 1963, quien trabajó durante años en la isla como sustituto del Sheriff de King County antes de retirarse en 1991. Desde entonces se trasladó a Kennewick, Wash.
    La bicicleta no era su favorita –era pesada, con sólidas ruedas “y un delgado manillar parecido al de un triciclo”, decía. “Era muy grande para que un niño la llevara”.
    Como su madre Helen Puz, 97, contó la historia, Don y sus amigos estaban jugando en el bosque, y Don era el único chico que había llevado la bicicleta en ese momento. Cuando los chicos volvieron, Don olvidó su bicicleta, fue caminando a casa con los otros niños, dice Helen, que vivió durante 55 años en una casa amarilla a unos cientos de yardas de donde se encuentra ahora atrapada la bicicleta.
     “Aparentemente, no estaba muy entusiasmado con su bicicleta”, dijo.
Después de que la bicicleta fuera descubierta, en titulares de periódicos, madre e hijo la visitaron.
“Fuimos al bosque, y allí estaba la bicicleta en el árbol, y dijo “esa es mi bici”, recalcó Don. “La reconocí inmediatamente… cuando vi esa bicicleta, la reconocí, porque no creo que haya visto nunca una igual”.
    Dijo que no recordaba mucho cómo se había perdido la bicicleta, pero que estaba bastante contento de verla de nuevo.
“Probablemente, porque detestaba bastante aquella bicicleta, me olvidé de ella por completo y no quise saber dónde estaba”, dijo.
    “Conseguí mucha publicidad cuando la encontraron”, dijo Helen, que fue nombrada Strawberry Festival Grand Marshal en 2002. “Al principio, todos querían saber cómo llegó la bicicleta allí, y escuché diferentes historias. Había una chica que decía que era su bici, pero Don dijo que no, que esa era su bici”.
    ¿Le sorprendió a Helen que un árbol hubiera crecido alrededor de la bici roja de su hijo?
“No, cuando tienes 97 años ya nada puede sorprenderte”, dijo sonriendo.

 

Este es el final de la bicicleta roja
Uno de los diversos inventos de internet
Y no ha sido la única bicicleta absorvida por un árbol...
-----

No hay comentarios: