sábado, 12 de mayo de 2012


SILOS-KO ZLIHAITZARI
Donostiako apaizgaiak

Gaur arte ez zaitugu ezagutu,
eta horrelako handia zinela ez genuen uste.

Inoiz, ixiltzen zarenean
eta lehiotik begira jartzen
sure ederrez txorarazten gaituzu,
geu bezain atsipen handiz
geu bezain etsipen zaharrez.

Ez da orduan atseginik,
hartatik libra gaitzakeenik
ez eta musu bat ere
ez eta hizt bat bakarrik.

Zu ikustera behartua egote honek
zuregandik bereizteko, bakarrik, gure begiak izanik,
gure ondoan zu sumatze honek,
baina guregandik urrun zarelarik, gu gabe jaioa zarelarik,
erdiminez urratzen zaizkiguzu erraiak.

Ixilik, handitasunez begiranen duzu.
Haizeak, terteka, ilea astintzen dizu:
ur baretan, kainaberak bezala,
zure bekoki gainean emana.

Inoiz, hodei bat txirristatzen duk zeruan,
eta haren errainua ikusten dugu zure aurpegian.
Orduan, betikotasuna zarela iruditzen zaigu,
eta une batez bakarrik
bizi gaitezkeela zure ondean,
geure aldikortasuna bide dela.
Orduan aurpegia amaten diguzu
eta zure irribarra ikustera eman…

19-2-1977
Autor: Federico Vélez - 2008, restauración del Ciprés

AL ÁRBOL DE SILOS
Seminarista de San Sebastián

Hasta hoy no te hemos conocido
y no creíamos que eras tan grande.

Alguna vez, cuando te callas
y te miramos por la ventana,
nos enloquecemos con tu hermosura,
con agrado grande como nosotros,
con viejo agrado como nosotros

Entonces no hay placer
que nos libre de aquel enloquecimiento,
ni un beso siquiera,
ni una sola palabra.

El tener que estar contemplándote
siendo nuestros ojos lo único que nos diferencia de ti,
este sentirte junto a nosotros,
pero estando lejos de nosotros,
habiendo nacido sin nosotros,
nos parte por medio nuestras entrañas

En silencio miras con grandeza,
el viento, de vez en cuando, te sacude el cabello
como una caña en aguas mansas
que pega encima de tu frente.

Alguna vez un rayo brilla en el cielo
y vemos un resplandor de tu rostro.
Entonces no parece que eres la eternidad
y parece que un momento sólo
podemos vivir a tu lado,
dada nuestra temporalidad.
Entonces nos muestras tu rostro
y nos das a ver tu sonrisa.

-----

No hay comentarios: