sábado, 29 de abril de 2017



QUIVER TREE FOREST, Namibia

     Este lugar fue declarado Monumento Nacional en 1995.
     No es un bosque con arreglo a nuestros parámetros, pero en un lugar con tan escasas lluvias... Y este aloe no es propiamente un árbol, pero probablemente, junto a la Welwischia, es la planta más famosa de Sudáfrica y Namibia. Las ramas se bifurcan en cada división y están cubiertas por una fina capa blanca que ayuda a reflejar los rayos del sol. La corteza del tronco forma una escala de colores dorados y marrones. La corona está densamente redondeada. Las hojas son dentadas verde-azuladas y nacen al final de rosetas. Las flores son amarillas brillantes. Los ejemplares más grandes pueden tener 300 años.
Distribución de aloes
     El nombre "Quiver tree" en inglés -Aloe dichotoma- (Afrikaans: kokerboom) responde a que los bushmen utilizaban las ramas como carcaj o aljaba para llevar sus flechas. El interior del árbol no tiene madera, tiene una estructura fibrosa parecida, aunque menos compacta, a la de la palmera.
     En este fantástico entorno Beth Moon obtuvo interesantes fotos. 

 

Al ser las únicas estructuras que se elevan del suelo es normal ver las formaciones de nidos-colmena de los pájaros tejedores (Philetairus socius) donde viven y se reproducen por miles. Aquí sus crías están a salvo de depredadores como las serpientes y chacales. El peso de estos nidos es enorme y son utilizados por muchas generaciones de tejedores.



El damán roquero (Procavia capensis) o damán del El Cabo habita en este entorno. Es un mamífero del tamaño de una liebre y, dicen, emparentado con los elefantes (aquí hay controversia). Es uno de los damanes más extendidos por toda África. Habita entre peñascos en grupos de, hasta, 80 individuos. En apariencia, se asemeja a un marmota grande o a un conejo de Indias con sus orejas y cola corta. Para poder observarlos es conveniente ir a los roquedos en las mañanas, allí están esperando los primeros rayos del sol para calentarse.

Rock Hyrax en inglés, también Dassie y Klipdassie en Afrikaans.



El guepardo (Acinonyx jubatus), otro habitante del roquedo y sabana. Estos de la foto están cautivos en una gran superficie. Hacia las cinco de la tarde acuden a un recinto donde les dan de comer un par de damanes y algo de carne roja por cabeza/día.


A este tal Swart...,  salvaje, habría que perseguirlo. Fecha de la inscripción...1984, foto realizada en 2015.
Thomas Baines (11820-1875),"The Great Tree-aloe Of Damaraland", Baines' Explorations in South-West Africa (1864)
-----

1 comentario:

El tejón dijo...

Impactante, precios, espectacular...me quedo sin calificativos.
Saludos.