sábado, 8 de abril de 2017

AHUEHUETE DE CHALMA
Ocuilán de Arteaga, Estado de México, México

Los romeros dejan ofrendas el altos y colinas
     La conducta humana es, a veces, inexplicable. Cuando llegué a visitar el ahuehuete de Chalma no contaba con el espectáculo de los "retales" de las peregrinaciones. El día de mi visita,
afortunadamente, no había aglomeración de gentes, la mayoría de los puestos callejeros estaban cerrrados y las pensiones estaban vacías. Aún sin ser testigo de las peregrinaciones que aquí se realizan puedes darte cuenta del tumulto.
      El trabajo de Carlos Martínez Marín (1972), "Los santuarios y peregrinaciones en el México Prehispánico", hace mención especial a la cueva de Chalma y a la deidad que ahí se adoraba. El rito prehispánico dio origen a las actuales peregrinaciones y fueron el origen del santuario que hoy visitamos, y cuya géneis conocemos por la obra del agustino Joaquín Sardo (1810), considerada como la fuente fundamental para entender la historia del santuario y el mito del Señor de Chalma. Este santuario es el segundo más visitado de México, después de la Basílica de Guadalupe.
     La historia cuenta que Sebastián de Tolentino y Nicolás de Perea, frailes de la Orden de San Agustín, llegaron en 1539 para realizar un proceso de evangelización en Malinalco y Chalma y escucharon que en una de las cuevas cercanas se veneraba, con sacrificios humanos, a Oxtotéotl -Dios de la Cueva-. Al dirigirse a la cueva con el propósito de destruir el ídolo y promover la veneración de Jesucristo, los frailes se encontraron con la estatua de un Cristo crucificado y con el ídolo prehispánico hecho pedazos a sus pies. Los frailes comenzaron el ritual de bañarse al llegar al Ahuehuete, lavar su ropa, descansar y, al día siguiente, continuar su camino con una corona de huizache -acacia- en la cabeza y, sobre a su espalda, una cruz de madera para venerar a su dios.
     Las peregrinaciones tienen lugar principalmente en trece fiestas a lo largo del año, las más importantes son el 6 de enero, el Miércoles de Ceniza, el primer viernes de Cuaresma, la Semana Santa, Pentecostés, el 1 de julio día del Señor de Chalma, el 28 de agosto día de San Agustín, el 29 de septiembre día de San Miguel Arcángel y la Navidad. Las principales actividades religiosas que se llevan a cabo son la peregrinación a pie, posteriormente una serie de danzas tradicionales ofrecidas al Señor de Chalma, siendo estas últimas lo más conocido por la población y acudir a la misa en el santuario.
Santuario
     El ahuehuete, al que la tradición popular ha atribuido propiedades milagrosas, es un testigo mudo de creencias, ritos de purificación y bailes de coronación que se suceden cada día a sus pies. Se asienta sobre un manantial, parece el mismo fruto del agua, agua que a pocos metros se une al caudal que proviene del cerro de las Lagunas de Zempoala. Todo este caudal va cayendo de pileta en pileta en forma de escalera a los pies del corpulento árbol. Por ello también es conocido como el “Árbol Sagrado” y cada año acuden miles de peregrinos provenientes de toda la República Mexicana. El Ahuehuete es un paso obligado para los fieles, sobre todo para quienes visitan por primera vez este lugar. Realizan un ritual de iniciación antes de llegar al Santuario del Señor de Chalma.

     Hay un dicho popular que nace en este entorno.... “ni yendo a bailar a Chalma”, al afirmar que algo no tiene solución o por más que uno intente su propósito, ya sea mediante rituales, promesas o mandas, no podrá conseguirlo.

     Según el Registro Nacional de Árboles Majestuosos de México, realizado por la asociación civil Reforestamos México, el Ahuehuete de Chalma es uno de los 33 árboles más representativos del Estado de México y está en riesgo por la presión urbana.
Localización: Kilómetro 40 de la Carretera Santiago Tianguistengo-Chalma.
Municipio: Ocuilan de Arteaga.
Perímetro del tronco: 12,5 m
Altura: 37 metros.
Edad atribuida: 227 años


Puestos en Chalma

Es triste pero aquí terminan las coronas ofrendadas
Exvotos en el ahuehuete
o colgados de las ramas de los árboles del camino
     Bueno, la belleza está ahí, un poco oculta entre los restos de botellas y prendas. Si un día quieren pueden recuperarla, el marco no se mueve.

Información:
https://arkeopatias.wordpress.com/2012/02/20/imagenes-peregrinas-que-se-negaron-a-llegar/
http://ntrzacatecas.com/2016/05/29/ahuehuete-de-chalma-arbol-lleno-de-misticismo/
-----

No hay comentarios: