sábado, 11 de junio de 2016

DENNIS DOWNES
Native American Trail Marker Trees


Este libro muestra los diseños dejados en los árboles por los nativos norteamericanos. Eran una forma antigua que ayudaban a la orientación, así como un sistema de marcado para indicar áreas de gran importancia tales como sitios ceremoniales.


Estos árboles fueron utilizados por muchas, si no la totalidad, de las tribus nativas americanas y, más tarde, por los comerciantes de pieles y primeros pioneros. Los Senderos Marcados por los Árboles difería en apariencia y en la formación del árbol en cada tribu y de región en región. Los ejemplos de estos árboles se han encontrado en todo Estados Unidos y en Canadá. El investigador Dennis Downes, cuando era un niño, comenzó a interesarse en estos "senderos marcados por árboles" influenciado por su relación con los nativos americanos. Ha pasado casi treinta años localizando, documentando y educando a otros sobre estos iconos históricos. A lo largo de su investigación, Downes ha trabajado con numerosas tribus nativas americanas, expertos históricos, arqueólogos y antropólogos de todo el país para obtener mejor conocimiento.

El libro proporciona documentación fotográfica de los senderos y de los árboles; y también cuenta la historia sobre la participación de numerosas personas y grupos largo de la historia en la formación, la preservación y la protección de estos puntos de referencia. Numerosas tribus nativas norteamericanas, exploradores, pioneros, historiadores, clubes de jardinería y otros grupos de interés, han estado involucrados con estos árboles.
Según la dirección del tronco y el número de ramas que crecieran hacia arriba, los nativos indicaban el camino hacia fuentes de agua y comida, lugares sagrados y poblaciones, o para delimitar los territorios de cada tribu.

Robles, olmos y arces fueron las principales especies utilizadas para crear los árboles marcadores. Muchos de ellos continúan en pie y son protegidos por las leyes históricas y medioambientales.


Para crear los árboles marcadores, los nativos debían guiar a uno joven y flexible hacia el suelo. En su crecimiento, el árbol, respondía sustituyendo la rama guía y abandonando la original que finalmente moría o era cortada.
-----

No hay comentarios: