viernes, 3 de diciembre de 2010

SORIA - EL ÁRBOL DE LA MÚSICA
Texto y fotos: Pepe Pascual

El árbol con el kiosco de la música era una de las sorpresas que recibíamos cuando de críos íbamos a Soria al dentista o algo así. De estudiantes vivimos los paseos veraniegos por la dehesa y el espectáculo de los músicos, uniformados y con gorra, subiendo por la escalera con los soportes para las partituras y los instrumentos. Para nuestro asombro todos cabían. Atendían a la dirección de don Francisco García Muñoz (don Paco, nuestro profesor de música en Magisterio). Numeroso público esperaba pacientemente el inicio del concierto al mediodía. La atención era tan grande como largos  los aplausos posteriores. Un intermedio para el descanso y segunda parte. El público recibía con fruición una de las interpretaciones: la "sanjuanera" del año, sobre todo si era el día de la presentación, unas semanas antes de las fiestas. Llegadas estas, tras el pregón, allí, en aquella explanada tenía lugar un baile público muy concurrido, aunque hubiera otros en varias plazas más. Pese a ser jóvenes concedíamos gran valor a ese olmo y a otros dos que guardaban línea con él y que duraron algo más en el tiempo: sus troncos eran descomunales. Al secarse el olmo, la música pasó a situarse en el suelo, junto a una de las fuentes y un sauce llorón, también de hermoso porte.
Este gran olmo había sido plantado, junto a 150 compañeros, en 1611 y fue talado en 1988, tras morir por grafiosis.

"En Soria había un árbol. O mejor, en la Dehesa de Soria había un árbol muy viejo, lleno de nudos y de cuya corteza salía una resina densa, imposible de quitar de los trajes de los domingos. Olía a campo, a sol del mediodía, a corte de vainilla del quiosco de al lado, a pradera y a la arena del camino por el que sobresalían sus raíces que se enredaban en las piernas de los ninos que, a menudo, iban a caer a sus pies. Tenia un tronco ancho, que se bifurcaba en tres ramas poderosas, capaces de convertirse en miles de hojas que dejaban pasar la luz como el colador deja pasar el agua. Esos puntos de luz se movían al compás de su música porque ese árbol era capaz de sacar, directamente de su copa, música. Lo descubrí de pequeña y, todavía, recuerdo el asombro que me causó. Levanté la vista y arriba, muy arriba, había muchos señores sentados, de uniforme y muy serios, tocando algo que olvidé. Me quedé hipnotizada, mirando lo que, por aquel entonces, me pareció un milagro. Estaban todos sentados entre el verde, con las partituras pegadas a los instrumentos. El director de la orquesta, igual que el Barón Rampante de Calvino, permanecía de pie y su cabeza quedaba escondida entre el follaje..."  Ayanta







El Heraldo de Soria menciona que un soriano, escultor, pintor, etc. que vive hace 20 años en Irlanda (Kilkenny), localizó en Soria, por casualidad, junto a un irlandés y un escocés, los restos de los tres últimos olmos. Solicitó al Ayuntamiento permiso para poder llevar a cabo un plan llamado "OLMO/ LEAMHÁN/ ELM", en relación con el centenario de la llegada de Machado a Soria (1907-2007), que consistió en convertir los tres troncos en figuras humanas, escaleras, extrañas formas policromadas que pudieron ser contempladas por el público soriano y, luego, por el de Kilkenny.

-----

4 comentarios:

Yolanda dijo...

Ya veo que tienes una foto del nuevo Árbol de la Música con el viejo templete restaurado. Después de verlo en el viejo Olmo, este templete parece que le queda un poco grande al joven Castaño de Indias. Lo veremos crecer con cariño porque serán nuestros nietos los que lo verán majestuoso.
¿Volverán a subir los músicos con sus sillas de madera a realizar conciertos entre las ramas
de este nuevo ÁRBOL DE LA MÚSICA?
Un saludo de una soriana.

Nuestro Garito dijo...

Saludos, compañero.

Esas curiosas corrientes de la red nos han traído hasta tu bitácora. Nos ha encantado... ¡y más aún esta entrada dedicada al árbol de la música en Soria!

En nuestra bitácora hemos inaugurado hace poco una sección sobre árboles y estábamos pensando dedicarle una al recuerdo de este olmo. Después de leer tu entrada no creemos poder mejorarla. ¿Te importaría que la reprodujésemos, citándote debidamente a tí, al autor y con el enlace del fragmento que incluye?

Felicidades por este maravilloso rincón.

Saludos.

Juan Echegoyen dijo...

Concretamente esta entrada se la debo a un buenazo y mejor amigo de Soria. Claro que podéis utilizar lo que gusteis, no hay inconveniente, y le damos otra vez las gracia a Pepe, y gracias a vosotros por lo que nos toca. La información está para difundirse y este medio nos da una oportunidad única en la historia.

SoriaTaurina dijo...

El Árbol de la Música de Soria, ha inspirado a un/a artista en su cartel anunciador de Fiestas de San Juan 2013.http://www.flickr.com/photos/sanjuaneando/8560370440/in/set-72157632996333990