martes, 29 de diciembre de 2015

FRANCISCO BRINES  (Valencia, 1932)
Oscureciendo el bosque

 

Toda esta hermosa tarde, de poca luz,
caída sobre los grises bosques de Inglaterra,
es tiempo.
                Tiempo que está muriendo
dentro de mis tranquilos ojos,
mezclándose en el tiempo que se extingue.
Es en la vida todo
transcurrir natural hacia la muerte,
y el gratuito don que es ser, y respirar,
respira y es hacia la nada angosta.
Con sosegados ojos miro el bosque,
con tal gracia latiendo
que me parece un soplo de su espíritu
esa dicha invisible que a mi pecho ha venido.
Cual se cumple en el hombre
también se ha de cumplir la vida de la tierra;
la débil vecindad que es realidad ahora,
distancia tenebrosa será luego,
toda será negrura.
Miro, con estos ojos vivos, la oscuridad del bosque.
y una dicha más honda llega al pecho
cuando, a la soledad que me enfriaba,
vienen borrados rostros, vacilantes
contornos de unos seres
que con amor me miran, compañía demandan,
me ofrecen, calurosos, su ceniza.
Cercado de tinieblas, yo he tocado mi cuerpo
y era apenas rescoldo de calor,
también casi ceniza.
y sentido después que mi figura se borraba.
Mirad con cuánto gozo os digo
que es hermoso vivir.

 -----

sábado, 26 de diciembre de 2015


CAZORLA, LOS PELUSEROS
Líquenes para el perfume


Peluseros
     En algunas zonas de la serranía se recolectaban los líquenes -pelusa- que crecen sobre las ramas y los troncos de los pinos laricios (Pinus nigra, ssp salzmannii). Estos líquenes del género Cladonia se emplean como fijador en la industria química y cosmética.
     Fue una ocupación que se inició a partir de los años 50 del siglo pasado. Los líquenes se recolectaban en jarpiles, una especie de redes en los que se amontonaban, bultos enormes pero poco pesados. Este oficio era muy peligroso al tener que trepar a los árboles para realizar el ordeño a mano de los líquenes. Fue otro oficio relacionado con la deambulación por los montes, principalmente desarrollado por vecinos de Pozo Alcón (como Manuel “el Fiera” o “el Guerra”.)


De la revista "PH84", La memoria de los caminos en el parque natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Patrimonio intangible e identidad territorial

-----

jueves, 24 de diciembre de 2015

Podado el tejo de Cipiello mientras su dueño insiste en que hay que protegerlo



Poda del tejo, de 700 años, realizado ayer.
Poda del tejo, de 700 años, realizado ayer. / E. C.
Hoy el propietario se reunirá con el equipo de gobierno de Cudillero para pedir que se inste al Principado a que se declare a este tejo Monumento Histórico Natural

Personal de mantenimiento de la línea eléctrica de E.ON podó ayer el tejo de Cipiello en Cudillero ya que según dicta en la autorización del Principado existían «efectos perjudiciales para la salud y la seguridad de las personas». Pero Marcos Varela, propietario del tejo, mantiene que «no había riesgo alguno». Varela asegura que tan solo podaron 60 centímetros. «Por una parte, me siento satisfecho porque evité que destrozaran el árbol». Hoy el propietario se reunirá con el equipo de gobierno de Cudillero para pedir que se inste al Principado a que se declare a este tejo Monumento Histórico Natural. Varela se siente agradecido por el apoyo recibido ya que considera que si no, «el resultado hubiese sido bien distinto».
 -----


La poda del Texo de Cipiello ha concluido. Asistieron a ella el guardamontes, el concejal responsable del Ayuntamiento de Cudillero y Marcos Varela, el dueño del Texo.
     Antes de comenzar comprobaron que la pertiga usada para medir la distancia que debía separar las ramas del Texo y los cables tenía los dos metros requeridos. La poda consistió en cortar a tijera las ramas más cercanas y ninguna excedió los 60 cm de longitud.
     Según me ha comentado Marcos, el Ayuntamiento de Cudillero tiene intención, así se lo expresó el concejal, de pedir la consideración de Monumento Histórico Natural, por lo que mañana tiene cita en el consistorio para tratar el tema.
     La compañía debería entonces retirar el poste con el transformador al menos hasta los diez metros del árbol, para ello dispondría de un plazo de cinco años. Esperamos que los trámites se agilicen y el Texo de Cipiello esté pronto protegido para que nadie pueda tocar su copa.
    Todos los vecinos del pueblo han firmado la petición que mañana será entregada por Marcos.
Nos alegramos muchísimo, respiramos tranquilos viendo que todos los esfuerzos están dando su fruto. Sabemos que causas como ésta crean conciencia.
     Personalmente estoy feliz, para mi es una victoria, todavía estoy tocado por la tala caciquil del Carbayón de Rozadas, aquello supuso un durísimo golpe después de más de un mes de esfuerzos constantes. Cada árbol que se salve abrirá las puertas y facilitará que cada vez sean más.
El tejo antes de ser "podado"
-----

miércoles, 23 de diciembre de 2015

TEJOS - Monasterio y Sierra de Leyre - Navarra
Cripta del Monasterio de Leire

Esta vez visitamos los tejos de la Sierra de Leyre pero no olvidamos esas grandes encinas y robles que encontramos en la subida. 
 
Una ruta muy gratificante. Antes o después debemos visitar el Monasterio de Leyre, la Cripta y la Iglesia...  Si planificamos el comer en la hospedería del monasterio debemos hacer la correspondiente reserva y contad con +/- 25 euros de media, pero también podemos prever el comer en Yesa, precios más asequibles.   
La subida a Arangoiti tiene muchas sendas, la más conocida y transitada es la Cañada de los Roncaleses, otras sólo las recorren los "seteros" y cazadores.
Comenzamos la subida por la cañada. Esta va haciendo vueltas y revueltas pero tomamos la vía directa. En el tercer cruce de la vía principal tomaremos a la izquierda, señal roja,

abandonando la cañada. Continuamos y tendremos un desvío a la izda., junto a un árbol caído. Seguiremos y nos vamos al primer mirador. Continuando nos encontaremos con el Mirador de la Peña las Seis y seguiremos nuestra ruta hasta la cornisa. Allí nos desviaremos por la senda de la izquierda. A unos cinco minutos, en la cara norte, encontraremos un gran desprendimiento de rocas de gran tamaño, allí es donde se ubican siete tejos, dos de ellos de más de tres metros de perímetro.

Tejos 1 y 2.-  Posición:  N 42º 38' 46"  -  W 1º 10' 27,5"   Medidas: 1,5m  1,7m de circunferencia
Tejo 3.- Posición: N 42º 38' 46,6"  -  W 1º 10' 26,9 "        Medidas: Imposible de medir, está casi colgando de una gran roca, tiene más de 3 m de circunferencia.
Tejo 4.- Es un tejo con cuatro vástagos de 20 cm de diámetro.
Tejo 5.- Posición: N 42º 38' 46,1"  -  W 1º 10' 28,6"         Medidas: 2,67 m
Tejo 6.- Posición: N 42º 38' 45,8"  -  W 1º 10' 28,3"         Medidas: 3,27 m
Tejo 7.- Posición: N 42º 38' 44,5"  -  W 1º 10' 28,4"         Medidas: 3,35 m

Desandando la ruta continuamos por la senda de la cornisa hacia el este. Saltamos una alambrada y al cabo de diez minutos, en la rompiente, tendremos a la vista el octavo tejo.  

Tejo 8.- Posición: N 42º 38' 46,8"  -  W 1º 10' 13,9"        Medidas: 3,30 m de circunfrencia
Altura: 11 m

Mirador de la Cruz
Continuando la senda hay un desvío hasta la Cruz. Después hallaremos una gran campa, una gran hendidura en la cornisa, el punto por donde desciende la Cañada de los Roncaleses, allí tomaremos el descenso hasta el Monasterio.

Hay otro tejo muy pequeño en la cumbre del Arangoiti, a la derecha mirando hacia el sur, veremos una pequeña mancha verde oscura, es el tejo.

Otros dos árboles monumentales: En la carretera de subida a Leire hay una encina y un roble. La encina está a la derecha de la carretera, el km 3 (no exacto), poco antes de llegar al primer aparcamiento -hay tres aparcamientos- y el roble está junto al primer aparcamiento, en la esquina superior, junto a la carretera.
En la Ruta de Wikiloc están marcados varios árboles monumentales.


-----
La leyenda de San Virila

Según la leyenda el abad Virila era un hombre santo, dedicado por entero a la oración. Sin embargo le atormentaban sus dudas sobre el más allá y se preguntaba si una eternidad en el cielo no terminaría siendo tediosa y triste…
     Un día salió a rezar a los alrededores del monasterio de Leyre. Se internó en el bosque hasta sentarse junto a una fuente escondida entre los tilos y encinas. Extasiado escuchó el canto de un ruiseñor que, con sus trinos, distrajo su atención. Allí  se quedó prendado del canto del pájaro, hasta que entró en un profundo trance. Cuando volvió en sí descendió hacia el monasterio, pero apenas pudo reconocer los caminos y lugares familiares y, en vez del pequeño eremitorio del que había partido, encontró un gran edificio rodeado por altos muros y extensos huertos.
    Llamó a la puerta y le abrió un monje, desconocido para él, que le preguntó que quién era...  A lo que Virila respondió: “Soy el Abad Virila”. Algunos monjes se congregaron ante la puerta observando al extraño monje. Virila preguntó por sus monjes... sus compañeros... Sisebuto, Gundemaro, Ramiro...
     Ante la insistencia del anciano, un monje corrió a los archivos del monasterio y volvió con unos libros bajo el brazo. Según constaba en los registros de la abadía, efectivamente, había habido allí un abad llamado Virila que se había perdido en el bosque pero... trescientos años antes.
     Entonces en las alturas se oyó una voz diciendo: “Trescientos años has estado oyendo el canto de un ruiseñor y te han parecido un instante. Ahora puedes imaginar los instantes de la eternidad lo perfectos que te pueden parecer”. Un ruiseñor descendió sobre el grupo de monjes con el anillo monacal en el pico dándoselo a Virila, consagrándole así como abad hasta que Dios lo llamara a disfrutar de la gloria eterna.
-----

domingo, 20 de diciembre de 2015

DAVID SUÁREZ FUENTE,  en "El Comercio"
El tejo de Cipiello, en peligro


El tejo, junto al tendido de la línea eléctrica.
El tejo, junto al tendido de la línea eléctrica. 
«Quieren cortar medio árbol», dice su dueño, que quiere que se declare Monumento Histórico Natural"

CUDILLERO (13 de nov. de 2015)

El pasado lunes la empresa Moncobra, encargada del mantenimiento de la línea eléctrica de media tensión de Viesgo, que pasa por Cipiello en Cudillero, quiso podar un tejo que se estima puede tener 700 años. El árbol lo querían podar porque las ramas se acercan a los cables eléctricos. El propietario de este árbol tan singular, Marcos Varela, se enteró ya que «un vecino me llamó para decirme que iban a podar el tejo». Una poda que consistiría, según Varela, «en cortar más de medio árbol» ya que la empresa tiene por norma dejar una distancia de 2,5 metros hasta el cable.
      El tejo es un árbol que la legislación asturiana protege, e incluso impide podarlo. Así, el propietario ya está intentando que se declare a este tejo Monumento Histórico Natural y ha puesto el asunto en conocimiento del Seprona. También traslado el problema al Principado a través de la Asociación Amigos del Tejo. Además informó al Ayuntamiento de Cudillero y a la propia empresa. Estos últimos, indica, «quedaron en llamarme para solucionarlo».
     Los vecinos de Cipiello se mostraron muy sorprendidos al conocer la noticia, «¿Cómo lo van a tocar?» exclamaba Elena Fernández. Por su parte Manuel Garrido, de 88 años, asegura que el tejo siempre estuvo igual que ahora y atestigua que «la torre la pusieron después, así que ahora si hay algún problema, que la muevan» añade Garrido, quien cree que las ramas nunca llegarán a tocar el cable ya que «lleva así de grande toda la vida».
-----

jueves, 17 de diciembre de 2015

BETH MOON
Portraits of time - Interview
Majestuosos retratos de los árboles más viejos

Con esta serie de fotografías y la anterior -Diamon nights- yo he descubierto a una fotógrafo/a magnífica. Este es el sueño de cualquier aficionado o amante, tanto de los árboles como de la fotografía.
     El libro 'Ancient Trees: Portraits Of Time' es un recorrido de 14 años absolutamente mundial... Camboya, Madagascar, Inglaterra, El Yemen, Namibia, California,... 

Y no ha sido fácil, ella misma relata:
      «Por ejemplo, la isla de Socotra en el Yemen, lugar de inmensos dragos, es inaccesible en la estación del monzón...  En el caso de los baobabs de Madagascar, pienso que su fotografía es mejor con su follaje tupido, lo que significa estar allí durante la estación de las lluvias. Por otro lado, ciertas grandes encinas tienen su mejor momento en los meses de invierno... Dormir en el bosque de árboles del incienso en Socotra, o en los lagos de sal del Kalahari... son experiencias incomparables».

Avenue of the Baobabs - Madagascar
Chapman’s Baobab - Botsbuana

Bowthorpe Oak - England
Croft Chestnut - England
Desert rose (Wadi Fa Lang)
Diksom Forest - Socotra (Yemen)
General Sherman - California
Heart of the Dragon - Socotra (Yemen)
Kings Canyon Sequoias - California
Linton Yew - Britain
Majesty
Quiver Trees at Dusk - Namibia
Rilke’s Bayon - Cambodia
Sentinels of St. Edwards - Great Britain
The Queen Elizabeth Oak - Great Britain
The Whittinghame Yew - Great Britain
Wakehurst Yews - Great Britain
The Ifaty Teapot - Madagascar
-----

lunes, 14 de diciembre de 2015

ANTONIO DOMÍNGUEZ POSADILLA
Drago de Icod

Acto de fe, en esperanza inmerso,
¿eres acaso el árbol de la vida?
O ¿Tal vez en tus vísceras anida
el alma vegetal del Universo?

Todo es vuelo ante ti, y tú, reverso
-tolva del tiempo- de esencial medida
de ave, luz, primavera fenecida,
como ésta que hoy se escapa de mi verso.

Quiero quedarme aquí, meta clavada,
yunque del aire, copa levantada
sobre el mar tenebroso de mi abismo.
   
Y pensar mientras gano mi ladera,
si no será la ciencia verdadera
vivir anclado así, fiel a si mismo.

-----

viernes, 11 de diciembre de 2015


árboles_singulares_IEA_GrupoEnuno_06

ÁRBOLES SINGULARES DE ALBACETE

Una nueva publicación con ánimo de que conozcamos mejor nuestro patrimonio. Está diseñado y maquetado para el Instituto de Estudios Albacetenses “Don Juan Manuel”, cataloga 190 ejemplares de diferentes especies de árboles singulares de la provincia de Albacete. Los autores son Vicente Benlloch (biólogo) y Alejandro Martín (ingeniero forestal), la fotográfica es de Consuelo López.

árboles_singulares_IEA_GrupoEnuno_03
árboles_singulares_IEA_GrupoEnuno_05
No lo recomiendo como guía para visitar los árboles aquí enumerados, siento decirlo. He escrito un comentario al respecto. 
-----

martes, 8 de diciembre de 2015

ANTONIO CERRILLO
Los árboles más viejos de Barcelona


Barcelona tiene también sus árboles centenarios. Son los más viejos del lugar. Algunos de ellos rondan los 200 años. La capital no ha sido históricamente una ciudad respetuosa con los jardines públicos y privados. Tradicionalmente constreñida por las limitaciones físicas que imponían sus murallas, su crecimiento fue arañando los espacios vacíos para ser construidos. La consecuencia es que hayan desaparecido muchas arboledas y que se hayan destruido jardines, para ser sustituidos por nuevas edificaciones. Pero quedan algunos árboles muy longevos, que han sobrevivido a muchas transformaciones.
Los árboles más viejos de Barcelona
Plátano. Está considerado el ejemplar más viejo de Barcelona. Se encuentra junto con dos más en la plaza del Claustre (jardín Laribal, en Montjuïc) y tiene cerca de 200 años.
     Desaparecidos los antiguos palacios condales del Raval, sus jardines fueron modificados, de la misma manera que se esfumó el antiguo jardín botánico del casco antiguo, mientras que el Eixample se llenó de edificaciones que no dejaron rastro de los viejos árboles. El proceso culminó en los años 60 y 70, cuando los jardines de Sarrià y Sant Gervasi perdieron sus últimos ejemplares centenarios. Los coletazos de esa concepción han continuado hasta nuestros días, como demuestra el sacrificio de zonas con árboles en el parque Joan Miró, troceado por diversos usos (pistas deportivas, parque de bomberos...) como ejemplo de la presión que sufren las zona ajardinadas y la complicada supervivencia.
     Los ejemplares más antiguos de la ciudad perviven, sin embargo, en algunos de sus jardines (parque del Laberint, Palau de les Heures, Montjuïc) o bien se han salvado casi de manera milagrosa para quedar como vestigios de una Barcelona que también tuvo campos de cultivo agrícola.
     Un proceso nuevo y esperanzador se inició en 1993, al promoverse el catálogo de árboles de interés local, un intento de proteger los ejemplares más valiosos, en zonas públicas y privadas, para garantizar su preservación y poner en valor su rareza botánica, su altura, o valor ecológico o histórico. Actualmente, lo integran 148 fichas (de árboles y arboledas: 111 públicos municipales, 23 privados y 14 de otras administraciones). Desde hace ya veinte años, y a través de la comisión de catalogación, esta lista se ha ido ampliando. Mientras tanto, no se ha hecho ninguna medida física o instrumental para saber cuáles son los árboles más viejos de Barcelona; pero la pequeña muestra que sigue a continuación, recopilada con la ayuda de Lluís Abad García, técnico del departamento de Medi Ambient i Serveis Urbans, apunta cuáles son los barceloneses con más raíces en el suelo. Estos pies han cruzado tres siglos.

ESCONDIDOS EN EL LABERTINT
Pinos centenarios testigos de muchos cambios
El parque del Laberint d’Horta acoge algunas de las plantaciones de árboles más antiguas de Barcelona, efectuadas a partir de 1790. Dada su dimensión, dos pinos plantados en este jardín, un pino carrasco (Pinus halepensis) y un pino piñonero (Pinus pinea) podrían haber sido plantados antes incluso de esa fecha.
     El pino carrasco es especialmente fotogénico. Situado al lado de un templete-belvedere, su pervivencia tiene algo de prodigioso, pues en la base se aprecian aún los rastros de cuando lo formaban tres pies, de los que ahora sólo subsiste uno. El árbol fue abatido por el viento o las enfermedades, pero tiene aún un espacio reservado en su tronco muy cerca del Laberint Petit. El otro ejemplar anciano es un pino piñonero. Rodeado de encinas, su altura imponente le permite cubrir a los demás árboles de su alrededor.

VESTIGIOS DE VIEJOS CAMPOS 
Los árboles más viejos de Barcelona
Algarrobo del Park Güell. Fue respetado por Gaudí al crear el parque (1900-1903). Bajo la triple columnata de los viaductos, el tronco retorcido busca la luz y crea una imagen de concepción gaudiniana Xavier Cervera
Los algarrobos que salvó Gaudí en sus viaductos del Park Güell
Varios algarrobos (Ceratonia siliqua) situados en el Park Güell podrían superar los 200 años (o aproximase a esa edad). Al igual que algunos olivos, estos árboles son los restos de antiguos cultivos de secano que Gaudí incorporó al parque y respetó cuando levantó los viaductos.
     Destaca especialmente la figura retorcida y torturada del algarrobo del Viaducte del Mig, un árbol catalogado de interés local cuyo nacimiento data de 1893. Su base se bifurca en dos grandes ramas, que se apoyan sobre el suelo, e interrumpe el paso a los visitantes y turistas, que tienen aquí un punto obligado para hacer sus fotografías de rigor en esta fresca hilera de columnas de piedra. La superficie lisa y dañada de su corteza inclinada le ha convertido en un banco de madera pulida improvisado, aunque en la parte posterior sigue vivo.
     Marc Oller, uno de sus cuidadores elogia su resistencia y explica que los trabajos de conservación se centran en aligerar su peso en las ramas, aclararlo y sacar la arena que queda encima, para evitar que salgan malas hierbas.
     “Sólo con que una tercera parte de la corteza esté viva, el árbol ya sobrevive”, señala. El árbol resiste el paso del tiempo y no ha causado problemas, pero sus cuidadores están atentos ante la eventualidad de que un día se incline más de la cuenta y sea necesario darle apoyo con un codo de soporte para que no se acabe quebrando.

EL ROBLE DE VALLCARCA
Proteger este árbol evitó la expropiación de una propiedad

Los alumnos del colegio de educación especial Lexia, en la avenida Esteve Terrades (Vallcarca), deben pasar un peculiar rito para ser escolarizados en el centro: tienen que posar sentados en el roble del patio escolar. Es como si debieran montar sobre un ser vivo que podría superar los 200 años. Nos lo explica Julio de Planas Ausàs, propietario de este colegio, asentado desde hace 30 años en lo que, antes de la guerra, fue casa de acogida de la colonia suiza en Barcelona. El rito infantil sobre el roble simboliza también un agradecimiento. El roble sirvió al propietario para evitar una expropiación. “Gracias a él, pude salvar mi propiedad”, dice Julio de Planas Ausàs. El recinto del colegio (donde se encuentra el árbol) estaba condenado a la expropiación, pues la zona debía convertirse en una vía urbana, según preveía la planificación urbanística en la Barcelona preolímpica. Por en medio del patio debía pasar una nueva avenida (Esteve Terradas) que enlazaría con la ronda de Dalt. Sin embargo, los vecinos del barrio hicieron campaña para dar a conocer la singularidad de este roble centenario con manifestaciones que finalmente sirvieron para salvarlo de la sierra.
     El Ayuntamiento de Barcelona, finalmente, no tuvo más remedio que aceptar la protección del roble, y optó por cambiar el trazado de la avenida con una curva para sortearlo, una obra alternativa que encareció el proyecto en 180.000 euros. Hoy, el roble muestra un perfecto estado de salud, lo que Planas atribuye a que por el linde de la finca discurría antiguamente una antigua riera y la zona tiene agua abundante en el subsuelo.

UN PINO MUY 'REAL'
Un árbol esbelto junto al palacio de Pedralbes
Un enorme pino piñonero (Pinus pinea) es la vista principal del ala oeste del Palau Reial de Pedralbes, en donde una gran alfombra de césped verde sirve de decorado de su esbelta figura que se abre en dos brazos majestuosos. El pino está rematado con copas recortadas y transparentes que dejan ver un paisaje que se extiende hasta las estribaciones de Collserola y la montaña de Sant Pere Màrtir, en Esplugues.
     Una placa al pie del tronco nos informa de que este es un árbol catalogado, y que nació en 1893 aproximadamente. Su tronco tiene un color blanco y anaranjado, pero al regarlo proyecta un tono rojizo intenso, que parece a punto de llamear. “Al ser un árbol tan viejo no necesita mucha agua”, nos explica su cuidador, que lo riega con aguas del freático. El pino apenas necesita cuidados especiales; de vez en cuando el cuidador le quita alguna rama seca o hace algunos aclarados en las zonas más densas de las copas para que su figura siga siendo transparente.
Alguna vez, también, le ha tenido que quitar algún nido de cotorras, que proliferan en toda Barcelona.

A SALVO EN MONTJUÏC
Los tres plátanos de la plaza del Claustre
Una lluvia de polen blanco que nubla la vista nos recibe al visitar el conjunto de los tres plátanos (Platanus hispanica) más viejos de Barcelona (que pueden estar a punto de cumplir los 200 años). Situados en la plaza del Claustre, un enclave de forma triangular en el jardín Laribal de Montjuïc, pueden ser vistos subiendo por la avenida Santa Madrona (a la izquierda) pasados los jardines del Teatre Grec.
     Los plátanos (en un lugar tranquilo, apenas visitado por algún turista despistado que se asoma preguntando por la Fundació Miró), están colocados de forma simétrica. El ejemplar del centro parece más viejo, y está provisto de grandes ramas que se extienden lateralmente, en contraste con las de los otros dos, erguidas y verticales. Los tres crean una zona de sombra de 750 m2.
“Creemos que el plátano central fue podado en su día para que así surgieran ramas laterales y para que le proporcionaran esta forma de candelabro. Es una moda que había entonces”, dice su cuidador de Parcs i Jardins.
     Los plátanos muestran un buen estado de salud. “Un árbol sólo hay que podarlo si las ramas están secas, rotas o inclinadas, o si pueden ocasionar un accidente. Se podan por razones de seguridad, pero aquí no hace falta hacerlo. No es necesario”, explica nuestro interlocutor de Parcs i Jardins.
Los cuidadores que los vigilan están especialmente atentos a los posibles ataques de un hongo, el oídio, y del tigre del plátano, un insecto chupador que vacía las hojas hasta darle una tonalidad plateada.
     Las ramas son muchos más pequeñas de lo que se podría imaginar, sobre todo si se comparan con las hojas más grandes de los plátanos en el Eixample. Y lo demuestran los técnicos de Parcs i Jardins arrancando una de sus hojas. “Los plátanos que han sido podados reaccionan con unas hojas más grandes. En cambio, estos, muy sanos, tienen unas hojas más pequeñas”, dicen.

UNA SORPRESA EN EL EIXAMPLE 
El algarrobo centenario de Jardins de Can Miralletes
El algarrobo de Jardins de Can Miralletes (confluencia de las calles Sant Antoni Maria Claret y Conca) tiene unos 200 años. Hace 40 años, este lugar aún acogía los huertos de su anterior dueño, quien, al morir, cedió la finca al Ayuntamiento para que se construyera un parque. Y cuando el Consistorio se hizo cargo de la finca y la ajardinó, compró el algarrobo en un vivero (que procedía de un antiguo campo), aunque se sabe que antes de ser plantado sirvió para decorar un pesebre en la plaza Sant Jaume. Hoy muestra un buen estado, pese a que el tronco luce una robusta corteza con agujeros que parecen un lugar idóneo para anidar. Pero pese a carecer de protección y estar al borde de una calle transitada, parece capaz de durar 200 años más y a guardar en secreto las conversaciones de quienes le han dejado alguna inscripción, un tatuaje o cruzan aquí diálogos triviales. Dio alimento en la época de la posguerra; ahora provee sombra a las señoras camino de la compra, y sirve de escondite de los juegos infantiles y de los abrazos adolescentes.
http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150608/54432137313/arboles-viejos-barcelona.html
Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150608/54432137313/arboles-viejos-barcelona.html#ixzz3niFIFAoU
----- 

sábado, 5 de diciembre de 2015

¿ÁRBOL DE LA VIDA?

Hasta ahora me había resistido a colgar ESTO en el blog, algo que llaman pomposamente como ¿árbol de la vida?. Quizá tenía miedo a ver contaminado el blog por lo infortunado de la inciciativa o por lo ridículo que me parecen, por la falta de sensatez? o ¿por todo a la vez? ¿hemos perdido el juicio?. Los dirigentes derrochan, el pueblo lo paga. 

De Agencia AP...
     El gobierno de Nicaragua decidió terminar con los árboles navideños alegóricos que estaban instalados de manera permanente desde el año 2008 en las rotondas de Managua y decidió sustituirlos por "Arboles de la Vida" que buscan llevar alegría a los nicaragüenses, según informaron las autoridades, lo que instaló una polémica en el país.
     Se trata se estructuras metálicas de color amarillo de 14 metros de alto y seis de ancho que semejan árboles estilizados los cuales son iluminadas por las noches. Aparecieron por primera vez en el acto de celebración del 34to aniversario de la revolución sandinista el 19 de julio.
     "Ese Arbol de la Vida (es) lleno de simbolismo, porque nos sentimos identificados con todo lo que tiene que ver con la protección, con la salvaguarda, con la defensa. Somos guardianes de la vida en nuestro país", dijo la primera dama Rosario Murillo y vocera del gobierno en esa fecha al explicar el porqué de las nuevas figuras ante miles de seguidores concentrados en un acto público en la Plaza de Fe de Managua (...)
     El sociólogo y catedrático Roberto Altamirano consideró que la instalación de los nuevos árboles procura mostrar a la población nicaragüense "una evidencia más de poder excéntrico", que hasta hace unos días "se encerraba con unos árboles Navidad aunque no fuese la época". (...)
Derroche de luz

-----

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Luesia
ENEBRO DE LUESIA - Zaragoza


Luesia está asentada a pie de la sierra de Santo Domingo, a orillas del río Arba de Luesia, una de las ramas del río Arba. La parte sur del término de la localidad tiene un relieve más suave, mientras que en la parte norte se encuentran las mayores alturas del término, en plena sierra de Santo Domingo. Estas tierras están en pleno reino de la encina y en las zonas degradadas son el boj y el enebro los que toman el relevo.

Para ir al "chinipro" -enebro- desde Luesia debéis tomar el camino de Uncastillo que coincide con el del cementerio. Después de tres km llegaréis al cauce del río. Yo allí dejé el coche y continué andando. El camino a Uncastillo continúa río arriba por el cauce. A unos cien metros se deja el cauce se gira a la izda y atravesaremos un prado (cerrad las puertas después de pasar). Continuamos por el camino, encontraremos un cruce y tomaremos el camino de la derecha que nos llevará a la loma donde veremos a la derecha un corral. Desde el corral tomaremos a la derecha hasta llegar a 100m a un campo. Lo atravesaremos en dirección oeste para llegar al camino que conduce a otro campo. Lo bordearemos para ir al extremo más bajo, donde confluye el agua. Este lugar es un poco engañoso, tiene mucha vegetación pero el enebro se encuentra a tan solo cien metros en dirección oeste, dirección +/- 280º. Descendemos ligeramente hacia la derecha hasta llegar a una pequeña vaguada, una serie de bancales que en algún tiempo fueron cultivados.
Antes de partir es combeniente ver el emplazamiento del enebro porque no se distingue en medio de la vegetación.
El enebro es esa "bolita" que está en el centro de la fotografía
Ruta de Wikiloc

-----

martes, 1 de diciembre de 2015

FITRUF en SARRIÓN, Teruel

Sábado, 5 de Diciembre
13´00 h  Inauguración Oficial de la Feria de la Trufa (FITRUF 2015) a cargo del Consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón D. Joaquín Olana Blasco
 16:30 h. Exhibición de búsqueda de trufa con jabalí
 18´00h. Maridaje de vinos y trufa (cata abierta al público en general) a cargo de D. Raúl Igual Ibáñez Mejor sumiller de España 2010 . Candidato español a mejor sumiller del mundo (Tokio 2013) y mejor sumiller de Europa (Sanremo 2013) .
Inscripciones en la web y en el lugar de la cata. 


Domingo, 6 de Diciembre

0:00 h. Apertura del Recinto Ferial al público en general.
10:00 h. “Manejo integrado de Plagas” a cargo de Amparo López Olmeda:  Ingeniera Técnica Agrícola, Graduada en Ingeniería Agrícola y del Medio Rural, Estudios de posgrado: Master en Sanidad Vegetal. Funcionaria del Cuerpo Técnico-Ingenieros Técnicos en especialidades Agrícolas del Gobierno de Aragón. Técnico en Sanidad Vegetal desde Enero de 2015
12:00 h. “La Unión hace la marca” a cargo de Mateo Blay Berto. Consultor especializado en marketing agroalimentario. Ingeniero Agrícola que creo Agr Food Marketing. Ha desarrollado más de 400 trabajos, destacando que es el único español con dos premios “Alimentos de España” concedidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Destacamos su nombramiento por la Unión Europea, a propuesta del MAGRAMA (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) de España como experto en Comunicación Agroalimentaria.
13:00 h. Fin del plazo de recepción de trufas al X Concurso de la trufa de más peso y mayor calidad
13:00 h. Finaliza el plazo de inscripciones en el II concurso de perros truferos en categoría infantil. (Hasta 14 años) . Plazas limitadas
16:30 h. Presentación y II Concurso infantil de perros truferos, en el campo anexo al recinto ferial.
18:00 h. “XIV Concurso gastronómico de la trufa”. Presentación de los platos a concurso en el salón de la Casa de Cultura anexo al Recinto Ferial. 
19:00 h. Degustación de platos trufados por el jurado formado por expertos en cocina trufada y posterior exhibición.
20:00h Fin de inscripciones al Concurso de Perros Truferos (Plazas limitadas)
20:00h. Subasta de las trufas ganadoras del Concurso. El dinero recaudado se destinara a fines benéficos.
22:00h Cena -  degustación de productos trufados en el Hotel el Atalaya. Plazas limitadas



Lunes, 7 de Diciembre

0:00 h. Apertura del Recinto Ferial al público en general.
11:00h. Presentación de perros truferos participantes en el concurso en el campo anexo al recinto ferial habilitado al efecto.
11:30h. XIV Concurso demostración de perros truferos, en el campo anexo al recinto ferial.
19:00h. Entrega de premios de los diferentes concursos
-----