lunes, 30 de marzo de 2015

Campesinas de Brasil en protesta

CAMPESINAS DE BRASIL: ¡No a los árboles transgénicos!

Ecologistas y campesinas de Sudamérica encendieron la alarma. En Brasil, los árboles transgénicos amenazan a los seres humanos y la naturaleza. El gobierno brasilero podría dar luz verde muy pronto a enormes plantaciones industriales de eucaliptos modificados genéticamente. Súmate para detenerlas.
Eucaliptos monocultivo 
Maximizar los beneficios a costas de seres humanos y medio ambiente: plantaciones industriales de eucalipto en Brasil
El 5 de marzo, mil campesinas ocuparon el predio de la empresa FuturaGene en el estado brasilero de SãoPaulo. Se manifestaban contra los planes de establecer plantaciones industriales de eucaliptos modificados genéticamente. Arrancaron miles de árboles transgénicos que la empresa cría en invernadero.
Al mismo tiempo, otros 300 campesinas y campesinos ocuparon la oficina de la Comisión de Bioseguridad (CTNBio) en la capital Brasilia. La instancia dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación decidía el mismo día si permitir el cultivo de árboles transgénicos.
A causa de las manifestaciones la reunión de la Comisión quedó suspendida. Las manifestaciones estuvieron coordinadas por el Movimiento Sin Tierra parte de la La Via Campesina, organización del pequeño campesinado global.
FuturaGene, filial de la multinacional de papel Suzano, experimenta desde hace años con árboles de eucalipto genéticamente modificados. Estos empeorarán los efectos negativos de las plantaciones industriales sobre la naturaleza y las personas.
En las actuales plantaciones industriales el eucalipto necesita un período de siete años de crecimiento hasta su tala. Los árboles transgénicos podrían talarse en tan sólo cuatro años. Este crecimiento rápido necesita cantidades de agua significativamente mayores. „Por eso encendemos la alarma en contra de este desierto verde y exigimos al gobierno que rechace la solicitud de FuturaGene“, dice la campesina Catiane Cinelli.
En Brasil los monocultivos de ecucalipto se expanden en 5 mill has de tierras. No proporcionan un habitat para plantas y animales, necesitan cantidades ingentes de agua y arruinan los suelos. Con las fibras de eucalipto se produce sobre todo papel para impresora y papel higiénico que se exporta a todo el mundo.
Por favor, apoye la petición al gobierno.
-----

viernes, 27 de marzo de 2015

¿SALVADOS LOS GIGANTES DEL DESTINO DE PAPEL?


Hace seis años un artículo en la revista Natura nº 26 en el artículo “Gigantes para hacer papel” denunciaba la flagrante mentira del gobierno de Australia sobre su supuesta apuesta ecologista, concretamente en su tratamiento de los bosques de Tasmania, que estaban siendo talados para pulpa de papel... Es ese artículo se mencionaba que apenas quedaba un 15% del bosque antiguo austral.

Fragmento...
...Javier emigró de Madrid a Tasmania hace algo más de una década y media. Ahora, a sus 28 años, trata de salvar los últimos reductos de bosque templado antiguo de las cadenas de las motosierras y de las bombas de 'napalm'. Los bosques 'tolkieniescos' sedujeron a este biólogo, y junto a una treintena de jóvenes de todas las nacionalidades, se cuelga de los árboles para que no los talen. A pesar de que la espesura y el verdor recuerdan a la selva del Amazonas, nos encontramos en un bosque húmedo templado. En invierno es raro el día que la temperatura sube de los 0 Cº. Un metro de nieve cubre a estos gigantes prehistóricos.
Desde hace 30 años empresas madereras como 'Timber Workers For Forest' (curioso nombre: Trabajadores de la Madera Para los Bosques) o la todopoderosa Gunns Ltd., subvencionadas por el Estado, están acabando indiscriminadamente con estos recuerdos vivos. Talan una superficie similar a 44 campos de fútbol diarios, unas 7.000 hectáreas anuales...”

... y hace unos meses pudimos ver un atisvo de esperanza leyendo en Salva la Selva

Tasmania: salvados los árboles gigantes

Los árboles más altos del mundo continúan bajo protección
¡Lo logramos! Los árboles de Tasmania se salvaron. El gobierno australiano quería retirar el estatus de Patrimonio de la Humanidad a 74.000 hectáreas de naturaleza. Tras las múltiples protestas, la UNESCO detuvo el plan.
El comité de Patrimonio Mundial reunido en Doha los pasados días necesitó apenas unos minutos tiempo para evitar la agresión de la Zona de naturaleza salvaje de Tasmania. La justificación del gobierno australiano era “deplorable”. La aseveración de que se trata de naturaleza intervenida no se sostiene.
Con anterioridad, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza UICN, órgano consultor para la UNESCO, ya se había pronunciado de manera contraria a la intervención del bosque de Tasmania. Las áreas aludidas quedaron bajo protección recién en 2013 –a petición de Australia.
“No podemos observar impasibles cómo un gobierno se propone destruir un bosque ancestral para explotar comercialmente la madera a gran escala. En un caso como este en que un patrimonio mundial se ve amenazado nos sentimos obligados a protestar internacionalmente, dice Guadalupe Rodríguez de Salva la Selva.
Elevamos nuestras voces junto con ambientalistas australianos y pedimos la conservación de este patrimonio mundial. En una petición urgente pudimos recoger 132.602 firmas de apoyo para los árboles de Tasmania para llamar la atención de la UNESCO. Una vez más queda de manifiesto que ¡resistir da frutos! Aún podemos conseguir mucho más.
-----

martes, 24 de marzo de 2015

ANTONIO ÁLVAREZ BÜRGER (Chile)
Esos árboles desnudos


Qué perverso es el invierno con los árboles
desnudos y ateridos, agraviados
por la exaltación de los vendavales;
forzados a contorsionarse, extravagantes,
entre los aplausos infatuados de la lluvia,
con faroles de inoportunos ademanes
que los celan en las umbrosas avenidas
y silencios quebrajados por el llanto
de los seres traicionados.

Qué severo es el invierno con los árboles
desvestidos por las tormentas y los céfiros;
plañideros desde las cepas y los brazos
desarticulados de sus cuerpos,
suplicantes tras la postrimera furia,
como manos con lágrimas entre los dedos
brotando de la tierra.

Esos árboles desnudos y entumecidos
de todos los inviernos iracundos.
Esos tristes fantasmas profanados,
que no pueden surcar los territorios
como las aves en busca de indumento
para cobijarse.

Esos viejos árboles que vomitan resina
en los caminos lejanos,
con las entrañas abiertas a tajo de viento.
Desdichados árboles ofreciéndose
en holocausto como esculturas mutantes,
despojadas de su fronda
y de la dignidad de los árboles en primavera.
-----

sábado, 21 de marzo de 2015

día de la poesía
día forestal mundial           21 de marzo




IGNACIO ABELLA (Álava)

Hoy he plantado un árbol

Hoy he plantado un árbol...
como quien construye un templo.
Vendrán los dioses a habitarlo
…si les place,
a anidar los pájaros,
y las Musas a posarse.
A su sombra crecerán tus nietos.
Sobrevivirá… si le dejan
a la catedral más vieja...
Y en vez de arduo trabajo y de dura piedra,
Se hará de agua, de luz y profunda tierra.
En vez de empeño, soberbia y doctrina,
Se hará de tiempo y de vida,
de agua y semilla.
Hoy he plantado un árbol
como quien construye un pueblo.

-----

martes, 17 de marzo de 2015

ARCHIE MILES (England, 1952)
Fotógrafo 

















-----


sábado, 14 de marzo de 2015

DEVASTACIÓN DE LA CAOBA
Perú

-----



miércoles, 11 de marzo de 2015

ÁNGEL MARÍA GARIBAY (México, 1892-1967)
El oyamel


Glauca en las cumbres tu ojival cabeza,
cual arpa al viento, sin cesar se mece;
mitos ocultos murmurar parece,
o que, piadosa, sin cansarse reza.

Del huracán se burla tu firmeza,
tu plumígera fronda se estremece,
y, ni al invierno, ni al ardor perece,
azul e inmóvil, muere como empieza.

Todo eres bello; por ti sube el alma
a otras alturas y en la paz reposa
que tu frondoso tremular destila.

Pero es más bella la profunda calma
de un ataúd, hecho de ti, en la fosa
que el dolor abre y el amor vigila.
-----

domingo, 8 de marzo de 2015

Pedro Trapiello - Tejo

PEDRO TRAPIELLO (León, 1952)
Míralo bien - Tejo

en Diario de León

El pasmo vegetal de estos montes y de la Europa toda se llama tejo, el abuelísimo de todos los árboles. Hasta cuatro mil años llega a vivir esa catedral enramada si se lo permite el hacha o el fuego; de todo lo demás ya se defiende él a las mil maravillas: al sol le reta, del hielo se mofa, el tiempo ignora y no quiere ver demasiado cerca a sus hijos, así que le pone trampa a su semilla, que sólo puede germinar si ácidos gástricos le corroen el blindaje, es decir, que necesariamente ha de comérserla algún bicho o pájaro para perder la camisa en sus tripas y así cagarla bien lejos, que no siempre, pues también hace bosquete, tejedo, teixido, teijeira; si dejara que las semillas le nacieran justo al lado, los hijos le comerían por las patas, como les comen los ojos a los que crían cuervos. Sólo el tejo solitario aspira a cumplir milenios. Listo el tío. Y se tira al monte y a lo abrupto o le ponen de plantón a velar atrios y cementerios donde, por estar a sus anchas, también suele medrar arbolando el moño, pinando la figura o, a falta de laurel, perdiendo cuerpo en los ramoneos benditos del día de Ramos.
Lo que más me fascina del tejo es que, al cumplir algunos siglos, amorcilla y retuerce los pliegues de su tronco hasta parecer una gavilla de boas. Qué dibujos. Qué árbol. Y qué madera veteada (cocida en cal, pasa por ébano).
Debería estar muy penado que los talen, los quemen o los pisoteen porque el puto tendido tenía que pasar por allí. Los poquísimos que quedan son los últimos de estas filipinas perdidas. Ahora les urbanizan poniéndoles a desfilar como setos pirulones o les dan rincón en un chalet, como al mastín, que es gente tan de montaña como ese tejo original que sólo resiste encastillado en puertos, brañas o peñas calvas donde sólo el rayo pueda alcanzarle, pues de lo demás poco se fía (como para fiarse; todos los tejos que hubo a mano en las montañas leonesas se fueron talando desde hace siglos para quemarlos en fraguas y cocinas porque su brasa era antracita… o para agenciarse vigas, mangos, cruces o chavetas… pobre tejo).
Y ahora que ya te presenté a mi amigo, mañana te presento aquí a otro que nos llevará a verlos de verdad.
-----

viernes, 6 de marzo de 2015

El chopo cabecero de Teruel consigue el tercer puesto como Árbol Europeo del Año

Por detrás del roble de Orissaare (Estonia) y el Platanero de Tata (Hungría)


El chopc cabecero del Remolinar, es un centenario álamo negro
Contra todo pronóstico el chopo cabecero de Aguilar del Alfambra (Teruel) ha conseguido el tercer puesto en la competición Árbol Europeo del Año 2015, por detrás del roble de Orissaare (Estonia) y el Platanero de Tata (Hungría). Miles de ciudadanos europeos han votado durante el pasado mes de febrero entre las 14 candidaturas presentadas de otros tantos países. Se trata de un certamen que se lleva celebrando cuatro años -con el fin de destacar los árboles viejos como un importante patrimonio natural y cultural a proteger-, pero nunca antes de había presentado una candidatura española.
El ejemplar elegido fue el Chopo Cabecero del Remolinar, un centenario álamonegro de Aguilar del Alfambra que representa a la cultura campesina de las altas sierras de Teruel. Es un símbolo. El símbolo de la gran chopera del Alto Alfambra, la mayor concentración de chopos trasmochos de toda Europa. Un paisaje único y espectacular.
Desde las asociaciones organizadoras de esta candidatura se hace una valoración muy positiva del resultado obtenido. Las circunstancias no eran favorables, pues el concurso carecía de tradición en España, era prácticamente desconocido. El chopo es un árbol humilde, no tiene el carácter legendario del haya, la longevidad del tejo o la majestuosidad del roble. Igualmente el Chopo Cabecero del Remolinar tampoco tenía el prestigio histórico o de la popularidad de otros candidatos. Asimismo, situado en un remoto pueblo de las tierras altas de Teruel, en un territorio casi deshabitado y con la población envejecida, contaba con una notable desventaja demográfica a la hora de recabar votos. Sin embargo los 13.951 votos conseguidos ha sido una cifra muy alta, muy superior a las expectativas más optimistas.
En este concurso lo importante es la historia y la relación con las personas. Se buscan árboles que sean una parte integrante de la comunidad humana junto a la que viven. Desde las asociaciones que promovieron la candidatura turolense consideran que los objetivos se han alcanzado con creces. Por un lado se ha conseguido poner de relieve la relación afectiva que tenemos las personas con los árboles con los que convivimos, organismos que forman parte de nuestras vidas aunque no siempre seamos conscientes de ello. En segundo lugar, se ha dado a conocer el paisaje del chopo cabecero del Alfambra y, por extensión, de las riberas del sur de Aragón, uno de los agrosistemas más valiosos y originales de la Península Ibérica. Y, por último, por ofrecer la oportunidad de difundir el interés de la cultura rural de las tierras altas de Teruel, unas comarcas todavía poco conocidas.
-----

martes, 3 de marzo de 2015

Fuego en el Sabinar - Andoni Jurado Rodríguez

FUEGO DEL SABINAR
de Andoni Jurado Rodríguez

Todos los años el viento toma en sus hombros este polen de las sabinas para diseminarlo y fecundar el monte. Con el final del invierno, como desperezándose del letargo, podemos contemplarlo pero no es fácil porque sucede en un suspiro del tiempo en condiciones de temperatura y viento muy específicos. Es en estos dias cuando se producen las espectaculares nubes.

 
-----